REFLEXIONES

En esta etapa de mi vida en la que me encuentro, no quería dejar pasar un día más sin plasmar en papel lo que pienso y siento acerca de nuestro colegio.

He sido antigua alumna, después maestra y en estos momentos tengo que añadir, que también madre. Tres caminos muy diferentes que se han unido en un punto, el Colegio Presentación de María y que han logrado que mi vida sea plena y feliz.

Como podéis imaginar les agradezco de corazón a las Hermanas de la Presentación de María, así como a los maestros, ahora compañeros,  infinidad de cosas, que, en exceso resumidas ya que la lista sería interminable, serían: la educación íntegra recibida, la confianza, el apoyo, la ayuda, la visión del mundo y de las personas y, por supuesto ahora, la tranquilidad con respecto a la formación de mi hijo.

Sin embargo, en este largo camino mis padres tuvieron mucho que ver. Escogieron este colegio y no otro, iban de la mano con él tanto en la educación en valores cristianos como académicos, de modo que me alabaron en los logros y me apoyaron en los fracasos, siempre inculcando que el respeto por lo demás, el trabajo y la constancia eran el único camino posible.

Todo no ha sido de color rosa, sé que la vida de María Rivier tampoco lo fue, nos hemos enfrentado a muchos problemas y contrariedades, que hemos ido resolviendo de la mejor manera posible.

Y ahora, me doy cuenta de que el tiempo cambia muchas cosas, pero la esencia, lo importante siempre permanece. Y es el momento de apostar por lo esencial, de reflexionar.

Toda Comunidad Educativa está compuesta por personas, con sus defectos y sus virtudes, iguales en muchos aspectos y diferentes en otros, con alegrías y con tristezas, con buenos y malos momentos, pero al fin y al cabo, es una familia que pretende llegar a una misma meta: una educación en valores y académica que rocen la perfección. Y aquí somos todos parte implicada e importante, cada uno con una inmensa labor, que en aspectos diferentes debe llevar a un mismo fin.

Seamos constructivos y no destructivos, defendamos lo nuestro,   no nos centremos solo en lo negativo, porque lo negativo implica que también existe lo positivo, pero eso no lo valoramos, pensemos antes de actuar y de lanzarnos a situaciones que empobrecen la convivencia, aprendamos a ser felices y hacer felices a los demás. Creo que es la única fórmula probada que existe para crecer y mejorar.

                                                                                                                                                                     CMRL

Un comentario sobre “REFLEXIONES

  1. Ana Jurado

    Emotiva y certera reflexión!!! Como antigua alumna y ahora madre de dos hij@s que cursan aquí sus estudios, quiero hacer llegar mi apoyo y el sentimiento de orgullo, de todos y cada uno de los profesores, maestras y religiosas en este camino. Gracias a todos de corazón!!!

    Me gusta

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s